Bi-Fold Brochure Logo
Oferta especial Hablamos Español
 
diseño


Dípticos como catálogos

Los dípticos muchas veces se diseñan con un objetivo particular: funcionar como pequeños catálogos. Un catálogo es un tipo de folleto en el que se presentan los productos y servicios de una compañía mediante imágenes y descripciones textuales, con la finalidad de promocionarlos y venderlos. Es un instrumento de venta realmente imprescindible para las empresas, dado que es una pieza en la que toda la producción de una empresa está en manos de los clientes reales y de los futuros. Ahora bien, los catálogos propiamente dichos suelen tener, por lo menos, ocho páginas, lo cual los hace caros para diseñar e imprimir. Además, se deben renovar frecuentemente, ya que es preciso incorporar las novedades y los cambios de una empresa. Por estas razones, una buena opción para reducir costos y poder modificar regularmente la información es realizar dípticos con la función de catálogos.

Los dípticos de este tipo tienen características específicas, propias de los catálogos convencionales, pero en un espacio más reducido. Se presentan los objetivos y los principios de una compañía, como así también se suelen incluir imágenes del personal y de las instalaciones para acercar la organización al público. Se muestran, al igual que en un escaparate, las fotografías, ilustraciones o rendereos de los productos y/o servicios fundamentales que una empresa quiere promocionar. Además, junto a las imágenes se coloca una descripción breve con las características de los productos, con sus precios, códigos y las ofertas. Los productos técnicos muchas veces se acompañan con breves indicaciones acerca de su modo de uso o también con gráficos explicativos. En los dípticos que funcionan como catálogos se incluye, como en todo folleto, la información de contacto (número telefónico, número de fax, dirección física, dirección de correo electrónico y de sitio web), las formas de pago y los horarios de atención al cliente.

Ventajas

Enumeramos aquí las principales ventajas de contar con un catálogo en forma de díptico para su empresa. Ante todo recuerde que con un díptico de este tipo diseñado por profesionales Ud. podrá contar con una infalible herramienta de marketing a costos realmente bajos y con una excelente calidad gráfica. Apuntamos los beneficios de los catálogos:

  1. La clientela puede consultar un catálogo reiteradas veces y allí puede observar con detenimiento los distintos productos y servicios, leer sus descripciones y conocer sus precios. Por estas razones los catálogos son instrumentos gráficos que promueven ampliamente la compra de artículos.
  2. Los dípticos empleados como catálogos son un excelente medio para presentar la producción de una empresa ante los clientes prospectivos. De este modo, futuros clientes pueden conocer la compañía y tener una idea global de ella en poco tiempo.
  3. Por tratarse de material impreso de gran calidad y resistencia las personas suelen conservarlos durante mucho tiempo. Esto supone que de esta manera una empresa permanece cerca de sus clientes constantemente.
  4. Los dípticos-catálogos son piezas de diseño que funcionan de modo efectivo por sí mismas y también como complemento de otros instrumentos promocionales, tales como los folletos o los sitios web.

Diseño

Los dípticos que se emplean como pequeños catálogos tienen generalmente el tamaño de los dípticos convencionales. Así, pueden tener la medida de una hoja carta (abiertos, 8.5’’ x 11’’, con paneles de 5.5’’ x 8.5’’ o de 4.25’’ x 11’’), o la de una hoja carta doble (abiertos, 11’’ x 17’’, con paneles de 8.5’’ x 11’’). Algunas veces las compañías optan por realizar estos folletos con tamaños y formatos menos convencionales para atraer aún más la atención del público. De todos modos el formato y la medida tradicionales son altamente recomendables en el caso de los dípticos-catálogos, dado que permiten una máxima practicidad, tanto para los lectores al manipular estas piezas como para realizar la distribución por correo.

¿Cuáles son los criterios fundamentales que tienen en cuenta los diseñadores gráficos a la hora de desarrollar un díptico con función de catálogo? Algunos de los lineamientos generales que hay que considerar son los siguientes:

Imagen de la compañía

Como en toda pieza de promoción es fundamental que el diseño represente con fuerza la identidad de una empresa, a través de todos los elementos gráficos y textuales. Cada uno de los componentes de un díptico, tales como las tipografías, las imágenes, los colores, las líneas, los fondos, etc., debe ser parte de una totalidad armónica con el estilo corporativo característico.

Panel frontal

El panel frontal cumple una función clave en los dípticos, dado que es la parte que tiene por función atrapar la mirada de los clientes y hacerlos abrir el folleto para continuar leyéndolo. Por ello, en la cara del frente debe presentarse el nombre y el logo de la empresa, como así también una frase y una imagen atractivas que causen curiosidad en los lectores, y que, a la vez, sean memorables.

Interior

Los dos paneles internos deben tener un diseño acorde con el del panel frontal y el del reverso. La diagramación general debe ser simple, con mucho aire, para permitir que las personas puedan ver las imágenes y leer las descripciones de forma rápida. En el interior se deben disponer las fotografías, ilustraciones o rendereos de los productos de modo claro y llamativo. Además, se deben presentar las descripciones de los artículos. En el primer panel, al comienzo, es posible incluir una breve introducción sobre la empresa y sus principios.

Fotografías individuales

En los catálogos es muy importante incluir fotografías individuales de los productos ofrecidos por una empresa. También es fundamental evitar los fondos para las fotos, dado que suelen producir confusión. Las fotografías de conjuntos de productos no son efectivas al momento de promover las ventas porque en ellas no resalta claramente ningún artículo. Hay algunas excepciones: para ciertos productos sí es conveniente tomar fotografías mostrando un grupo de ellos. Esto sucede, por ejemplo, con los libros, los sobres, los lápices, etc.

Fotografías resaltadas

Una excelente manera de hacer que los productos ofrecidos en un catálogo resulten atractivos es resaltar sus fotografías mediante distintos recursos: no emplear fondos, utilizar colores fuertes e iluminar las imágenes con mucha luz. Para destacar productos nuevos o en oferta una buena idea es emplear sombras suaves.

Tipografía

Para que el texto incluido en el díptico sea fácilmente legible hay que seleccionar las tipografías adecuadas y también el cuerpo. Siempre es recomendable emplear las fuentes clásicas, tales como Times o Helvética, dado que son tipografías que se leen perfectamente en sus distintos tamaños. Usualmente no se utilizan más de dos tipografías, para evitar la confusión visual. Todo lo que se quiere destacar en el texto puede lograrse con el uso de negrita, itálica, subrayado o sombreado.

Papel

El papel de un díptico empleado como catálogo debe ser, además de visualmente atractivo, resistente al uso. Por este motivo generalmente se emplea cartulina, un tipo de papel de máxima durabilidad y de excelente nivel de definición. Se recomienda, pues, imprimir los dípticos-catálogos en papel cartulina de 80#, 100# o más, para obtener piezas duraderas. La cartulina puede ser brillante o mate. En el primer caso, los colores quedarán fuertemente resaltados, mientras que en el segundo es estilo será elegante y cadencioso, con una gran definición de las imágenes y las palabras.

Colores

En el caso de los dípticos empleados como catálogos es de gran utilidad realizar una impresión a todo color, ya que de ese modo las fotografías se lucen más, y por ende, los productos se vuelven más atractivos a los ojos del público. Actualmente la impresión a cuatro colores (cian, magenta, amarillo y negro) es muy popular debido a sus excelentes resultados y a sus costos accesibles. De todas formas, en caso de contar con un presupuesto muy reducido, también es posible realizar dípticos en blanco y negro o con un solo color, en cuyo caso el diseñador deberá aprovechar al máximo sus capacidades creativas para obtener una pieza igualmente impactante.

Laminados

Dado que los catálogos son piezas pensadas para ser consultadas a lo largo del tiempo es importante que sean resistentes. Por ello, en caso de imprimirlos en cartulina sin terminación, es altamente recomendable laminarlos. El laminado consiste en cubrir el papel impreso con una capa de plástico, obteniendo una pieza de gran duración. Existe laminado brillante y mate, tanto para obtener un catálogo con colores luminosos como para obtener un catálogo más suave y definido.



Los Brochures Dípticos Son Populares

¿Qué es un díptico?

Carpetas de presentación e inserts

Dípticos como catálogos

Diseño de dípticos

Folletos Dípticos



First name*

Last name*

Company name

Email*

Phone number

Your project details

* are required fields.

diseñador

Our website in English

Nuestro sitio en Español

Bi-Fold Brochure Money Back Guarantee díptico

First name*

Last name*

Company name

Email*

Phone number

Your project details

* are required fields.

brochure
Bi-Fold Brochure Payment Methods

Our website in English

Nuestro sitio en Español